VENEZUELA LANZA SU TERCER SATÉLITE CON AYUDA DE CHINA

GOBIERNO

 El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, saludó el lunes el lanzamiento del tercer satélite fabricado en China que permitirá a la nación sudamericana contar con información oportuna sobre diagnóstico de suelos con fines agrícolas y mineros, recursos hídricos, localización de cultivos ilícitos, levantamiento cartográfico y control de daños ambientales y de vialidad.

El dispositivo, llamado VRSS-2 Antonio José de Sucre en honor al prócer de independencia sudamericana, fue lanzado desde el Centro de Lanzamiento de Satélites de Jinquan, en la provincia de Gansu, en el noroeste de China.

El cohete propulsor se elevó en el despejado cielo del desierto del Gobi a las 12:14 del lunes en China _ las 00:15 en Venezuela y las 0414 GMT.

“Este es el camino de la patria y la independencia del desarrollo científico. Para eso construimos una diplomacia de paz, para el desarrollo nacional con las potencias emergentes del mundo”, dijo Maduro en alusión a China durante la puesta en órbita del tercer satélite venezolano.

El lanzamiento es parte de la amplia cooperación entre Beijing y Caracas. Las dos naciones crearon en 2008 un fondo binacional para el financiamiento de proyectos. El gobierno venezolano ha recibido más de 62.000 millones de dólares del fondo y devolvió el pago con petróleo.

Trece minutos después del lanzamiento, el satélite alcanzó una altura de 646 kilómetros para ubicarse en la órbita solar sincrónica antes de desplegar de sus paneles de energía.

Con una vida útil estimada en 5 años, el satélite girará alrededor de la Tierra 14 veces al día. Se espera que ofrezca fotografías de una misma zona cada cuatro días. Además brindará una mejor definición por su mayor alcance y su cámara infrarroja permitirá imágenes nocturnas, entre otras aplicaciones. El costo del satélite se estima en 170 millones de dólares.

El lanzamiento se produjo cinco años después de la puesta en órbita del segundo satélite venezolano, con un propósito similar y que ya cumplió su vida útil. El VRSS-1 estará en órbita junto al Sucre mientras se hace la transferencia de datos operacionales, según informaron responsables.

El primer satélite de Caracas llegó al espacio en 2008. Con una vida útil de 15 años, tiene el propósito permitir la cobertura en telecomunicaciones, particularmente en regiones aisladas como casi totalidad de los estados Delta Amacuro, Amazonas y el sur de Bolívar, que entonces no contaban con sistemas de comunicaciones comerciales.

El costo de ese dispositivo fue de 241 millones de dólares, y se requirió una inversión adicional de 165 millones de dólares para la construcción de dos estaciones de control en el estado central de Guárico y otra auxiliar en Bolívar.

Related posts