PRESENTA MANUEL LÓPEZ Y DANIELA DÍAZ INICIATIVA PARA LA PROTECCIÓN DE LA SALUD DE LAS Y LOS MICHOACANOS

 

  • Plantean tipificar las prácticas sexuales con engaño que generan afectación a la salud de la pareja

Morelia Michoacán,  Abril del 2018.-     Con el objetivo de abonar en el cuidado y protección de la salud de las y los michoacanos y para disminuir los riesgos de infecciones de transmisión sexual, los diputados Manuel López Meléndez y Daniela Díaz Durán, presentaron una iniciativa de reforma al Código Penal en la entidad para tipificar las prácticas sexuales que se realizan con engaño, en la que se ponga en riesgo la salud de la pareja.

En ese sentido, al hacer uso de la tribuna en el Congreso del Estado el diputado Manuel López expuso que dicha iniciativa plantea que se reforme el artículo 155 y se adiciona el artículo 155 bis del Código Penal para el Estado de Michoacán-

Destacó que “hoy en día resulta indispensable cuidar y atender el estado de salud propio, con ello, ayudamos a cuidar el de nuestra pareja. Es por ello, que nos surge el interés de la presente iniciativa de Ley que pretende abonar en el cuidado de la salud y protección de la misma con respecto a las infecciones de transmisión sexual”.

Indicó que esta iniciativa surge derivado de que las Enfermedades de Transmisión Sexual en nuestro Estado, y en nuestro país, lamentablemente van en aumento, por lo que además de fortalecer las campañas de información y prevención, se presenta esta iniciativa que sólo tiene como finalidad el contribuir a disminuir las cifras de casos de contagio.

Manuel López Meléndez señaló que Michoacán registra un promedio anual de 18 mil casos de ETS, colocándose entre los primeros 11 a nivel nacional en incidencia de este tipo de infecciones. Esto, según datos del área de información y capacitación del Consejo Estatal para la Prevención y Control de Sida al mes de octubre del año 2016, siendo las más comunes la candidiasis, la tricomoniasis y el Virus del Papiloma Humano conocido por sus siglas (VPH)  .

Tan sólo de enero a septiembre del año 2017, Michoacán registró 254 nuevos casos de VIH colocándolo en la décima posición entre los estados que mayores problemas presentan en cuanto a la detección del Virus de la Inmunodeficiencia Humana.

El municipio que mayor número de casos de VIH registra es Morelia, seguido de Lázaro Cárdenas y Apatzingán, y si bien reconoció los esfuerzos que realiza la Secretaría de Salud en el Estado para promover constantemente el uso del condón o preservativos como las mejores formas de evitar las ETS mediante campañas en plazas públicas, instituciones académicas y dependencias gubernamentales, así como en establecimientos de recreación o bares, entre otros, se continúan presentando casos.

En ese sentido, dijo que existe una práctica sexual que va en aumento conocida como  Stealthing, que significa “en sigilo” o “secretamente”, la cual se ha convertido en un tipo de violencia sexual contra la mujer, la cual consiste en que el hombre se quita el condón durante la copulación aun cuando hubo de por medio antes de iniciar la relación sexual un acuerdo con la pareja de usarlo.

Aunado a lo anterior, dijo que al retirar el condón sin consentimiento de la pareja se convierte en un acto no consensuado, lo cual trae como consecuencias embarazos no deseados, riesgos en la salud de la pareja por contagio de enfermedades de trasmisión sexual.

“Esta práctica es una grave violación a la dignidad de la mujer, ya que debe de existir un acuerdo de que se va a usar el condón o que se va a retirar, pero si alguien no cumple el acuerdo, entonces no hay consentimiento de la otra parte, por lo tanto se configura un acto de violencia sexual y atenta contra los derechos sexuales, la toma de decisiones reproductivas libres y responsables”.

Por lo anterior, recalcó es que se presenta dicha iniciativa para modificar el Código Penal para el Estado de Michoacán para tipificar estas prácticas sexuales que se cometen de una manera con engaño, premeditación alevosía y ventaja, con la finalidad que se disminuyan las conductas que por nada del mundo deben de convertirse como “prácticas habituales” cuando realmente son actos peligrosos que dan como resultado  la infertilidad, un embarazo no deseado, o en el peor de los casos un contagio de alguna Enfermedad de Transmisión Sexual incurable o grave que pueda llevar a la muerte.

Related posts