noviembre 21, 2017

GREENSPAN ADVIERTE A TRUMP QUE NO ES MOMENTO PARA GRANDES RECORTES FISCALES

GOBIERNO

Alan Greenspan tiene un mensaje para el presidente Donald Trump y el Congreso: Ahora no es el momento para grandes recortes fiscales.

Greenspan, exjefe de la Reserva Federal y asesor económico republicano, está preocupado sobre cómo los recortes federales empeorarán la montaña de deuda de Estados Unidos.

“Económicamente, es un error lidiar con reducciones fuertes en los impuestos por ahora”, dijo Greenspan a Fox Business el jueves.

“Somos prematuros sobre los estímulos fiscales, ya sean recortes fiscales o aumentos de gastos. Tenemos que estabilizar la deuda antes de que podamos siquiera pensar en esos términos”, dijo Greenspan.

Esto contrasta con las peticiones urgentes para disminuir los impuestos por Trump, quien durante la campaña se llamó a sí mismo “el rey de la deuda”.

Trump argumenta que la economía estadounidense necesita “desesperadamente” recortes “masivos” de impuestos.

Esto es a pesar de acelerar el crecimiento económico y la tasa de desempleo más baja en 17 años. La Casa Blanca ha dicho que los recortes fiscales son necesarios para mantener el impulso y mejorar el crecimiento salarial, que sigue siendo decepcionante.

Greenspan, quien fue nombrado a un puesto en la Reserva por presidentes republicanos y demócratas, argumenta que Estados Unidos ya se encuentra en “empleo pleno”. Él predijo que la oferta y demanda de mano de obra causará que los salarios se “aceleren” por sí mismos.

En lugar de agregar a la deuda nacional, Greenspan dice que el Congreso necesita poner al país en un camino fiscal sostenible.

“Lo que debería preocuparnos es el hecho de que la deuda federal está aumentando a un ritmo muy rápido. No hay nada en este proyecto de ley que esencialmente evitará que eso suceda”, Greenspan dijo a Fox Business.

Cuando él lideró la Reserva, las palabras de Greenspan eran tratadas como ley por los economistas e inversionistas, y la prensa lo nombró el Maestro. Pero los críticos han argumentado que el apoyo de Greenspan por la regulación ligera y las tasas de interés bajas contribuyeron a la crisis financiera de 2008.

Sin embargo, los observadores neutrales concuerdan en que el proyecto de ley de la cámara haría que la deuda nacional empeore. La Oficina de Presupuestos del Congreso estima que el déficit federal incrementaría en 1.7 billones de dólares en los 10 años bajo el plan, incluyendo el impacto de costos de préstamo más altos.

Bajo el proyecto de ley, la Oficina espera que la deuda pública aumentaría al 97.1% del producto interno bruto para 2027, en comparación con 91.2% bajo la estructura fiscal existente. La tasa de deuda PIB actualmente se encuentra cerca de 75%.

El Congreso recortaría permanentemente la tasa de interés corporativa de 20% a 35%, consolidará los tramos fiscales de ingresos para individuos de siete a cuatro y derogará o limitará muchas deducciones.

El proyecto de ley del Senado modificaría la tasa de ingresos para algunos de los siete tramos fiscales individuales. También podría recortar la tasa de impuesto corporativo a 20%, pero el recorte no entraría en vigor hasta 2019.

La Casa Blanca argumenta que estos cambios acelerarán la economía lo suficiente para que se paguen a sí mismos a largo plazo.

“Veremos todo filtrarse a través de la economía, y eso es bueno para la economía”, dijo Gary Cohn, principal asesor económico de Trump, a CNBC.

Greenspan generalmente apoya la idea de una tasa de interés corporativa del 20% para volver más competitivo a Estados Unidos con los países con menores impuestos.

“Probablemente sea sabio disminuir la tasa de interés corporativa”, dijo Greenspan. “Pero no miremos eso como un factor esencial de la expansión de la economía

Related posts